Plan Maestro de Producción (MPS)

Las empresas necesitan mantener el control de ciertos aspectos que se relacionen con los productos que fabricará, entre ellos enumerar cuándo se producirán y qué cantidad de productos será

Precisamente, es el Plan Maestro de Producción (PMP) el programa que se encargará de enumerar todos estos elementos.

Por lo tanto, es crucial para la planificación de la producción, ya que define las fechas de entrega de los productos y luego calcula cuántas unidades se pueden fabricar en un tiempo determinado.

¿Qué es el MPS?

El Programa Maestro de Producción, conocido como Programa maestro o MPS -en inglés Master production Schedule- es un programa que muestra qué productos se fabricarán y especifica en qué cantidades se hará durante un período de tiempo.

Se trata de un programa generado a partir de la desagregación de la planificación de la producción agregada, que se encargará de guiar las acciones de producción a lo largo de aproximadamente 6 a 12 meses normalmente sobre una base semanal, teniendo en cuenta los pedidos existentes.

En otras palabras, el plan maestro de producción es un programa que contiene todo lo que se va a producir y cuándo se va a producir.

De esta manera, se definen las fechas de entrega de cada producto y se analiza cuántas unidades se pueden fabricar en un intervalo de tiempo determinado.

Esto mantiene el orden y la organización operativa de toda la cadena de producción.

Beneficios

El hecho de que constituya un plan sobre la producción en sí mismo es ya una ventaja para toda empresa. Sin embargo, existen otros beneficios como:

1. Optimiza la capacidad de producción

Para que la vinculación de la producción sea realmente eficiente, se debe planificar. Por lo tanto, el plan maestro de producción a través de los cálculos realizados gracias a las altas tecnologías, cuenta con el tiempo, la cantidad y la capacidad de personal disponible para llevar a cabo esta producción.

 Además, el programa maestro de producción trata de alinear la producción dando prioridad a las órdenes de trabajo más urgentes para optimizar todo el flujo de producción mediante pasos bien definidos.

2. Evita las pérdidas

Es importante tener claro que sin una previa planificación, cualquier empresa o industria podría tener enormes pérdidas financieras, tanto en la entrega de los productos como en su respectiva fabricación.

Por ello, el plan maestro de producción -controlando las demandas de cada artículo, los plazos de entrega y las existencias- mantiene todo organizado y bajo control, disminuyendo o evitando pérdidas.

Además, en aquellos casos donde la compañía recibe pedidos más grandes de lo esperado. Con la adopción de un plan maestro es posible que el gerente evalúe los impactos de este repentino aumento de la producción para que la fábrica no quede sin pérdidas.

3. Ayuda en la toma de decisiones

El plan maestro de producción es una excelente alternativa, ya que gestiona todos los procesos y la capacidad de producción de la planta al límite. Además cuenta con una extraordinaria base de datos sobre el proceso de fabricación.

Con todos estos datos en la mano, es mucho más fácil para el gerente tomar las decisiones correctas para el negocio, evitando pérdidas, aumentando la eficiencia y la rentabilidad en su conjunto.

¿Por qué es importante el Plan Maestro de Producción?

Como se mencionó anteriormente, el Plan Maestro de Producción es fundamental para planificar la producción de cualquier empresa, industria o negocio.

Usando MPS, una compañía puede priorizar qué órdenes de producción son las más importantes, establecer los plazos correctos y hacer un uso óptimo de su capacidad de producción.

Etapas

Para tener éxito con el MPS, este debe ser dividido en unos pocos pasos básicos:

1. Previsión de la demanda

El primer paso en MPS es hacer una previsión de la demanda, es decir, una previsión de las ventas en un período determinado, ya sea a corto, medio y largo plazo,

De esta manera la empresa puede tener una base que le indique cuánto necesitará producir.

2. Planificación de la capacidad de producción

Como su nombre indica, en esta etapa se hace una previsión de la capacidad de producción de la compañía a medio y largo plazo.

3. Planificación de materiales

Esta es una de las principales etapas del Plan Maestro de Producción. En el, la organización determina el volumen de materiales necesarios para la producción.

El objetivo es conocer la cantidad y el plazo para la compra de materiales y así tener una buena gestión de los mismos.

4. Planificación de la producción agregada

Este paso puede durar varios meses, pues se realiza sobre la base de los niveles de producción y existencias resultantes del análisis de un grupo de productos similares, lo que facilita mucho la comprobación correspondiente.

5. Planificación de la producción maestra

Basándose en la demanda de un determinado período, la MPS de manera muy detallada, define la planificación a corto plazo con el objetivo de redirigir los recursos a los lugares y productos que más los necesitan en este momento.

6. Planificación de materiales

Para que el plan maestro sea realmente exitoso, debe esbozar la cantidad exacta de materiales que se necesitarán para la producción.
Haciendo esto, es posible generar un buen pronóstico de cuánto material comprar.

7. Control y planificación de la capacidad

El propósito de este paso es planificar la capacidad de producción de un producto para determinar cuánto tiempo se dedica a esta producción.

Sectores que forman parte del MPS

El propósito de un buen MPS es hacer que el planeamiento de la producción sea más completo y con el menor número de sorpresas posible. Por lo tanto, cuantos más escenarios estén involucrados, mejor y más efectivo será.

Sin embargo, siempre existen aquellas áreas que son más importantes para una industria, entre ellas:

1. La gestión de las existencias

La gestión de inventarios es otra actividad fuertemente impactada por el plan maestro de producción, pues se encarga de mostrar cuáles son las demandas de volumen y tiempo de entrega de los productos terminados. Además de prever las necesidades de suministro de materias primas y productos semiacabados para seguir el flujo de producción.

La MPS hace más eficaz el control de los almacenes, aprovechando mejor la capacidad de almacenamiento al identificar los momentos adecuados de adquisición de cada producto.

2. Programación de la línea de producción

Gracias a la previsibilidad que la MPS proporciona, el flujo de producción puede ser programado más eficazmente. Los procesos se inician en el momento más oportuno, con la seguridad de que se ejecutará de principio a fin, sin interrupciones.

De esta manera, la empresa gana agilidad y calidad en la entrega de sus productos terminados.

La planificación permite desarrollar formas de guiar la producción por el camino más beneficioso y gracias a la MPS una empresa puede lograr el éxito.

Grupo Aner

Tel: +34 943 13 34 85

Barcelona, Bilbao, Madrid, Murcia, Vitoria, Zarautz, Pereira (Colombia)

Aviso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.
Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de cookies