¿Qué es y para qué sirve el Just In Time?

Las siglas JIT son bastante populares en las industrias, comercios y negocios. ¿Qué quieren decir? Pues, es la abreviación de Just In Time (o a tiempo). Es necesario saber de qué se trata y determinar si es posible aplicarlo en las áreas que deseen mejorar sus procesos, pues de ello depende muchísimo el éxito dentro del mercado.

Just In Time o JIT es una política que se utiliza con mucha frecuencia dentro de las producciones, con el fin de trabajar en base a lo mínimo, pues la idea es trabajar en el menor tiempo posible, dentro de los lapsos necesarios, para completar todos los procesos.

¿De dónde salió esa metodología? Toca remontarse a los años 80, cuando la prestigiosa empresa Toyota la aplicó en su industria ubicada en Japón. La idea de la empresa era agilizar lo más posible sus fabricaciones para, no solo ser un gran competidor, sino también para reducir sus gastos, que eran bastantes.

Muy pronto, el método comenzó a ser compartido en otros ámbitos y luego, salió de la nación nipona a otros territorios.

Pocos recursos, pero con éxito

El método de Just In Time (JIT) tiene como premisa trabajar con pocos recursos como materiales e insumos, para elaborar lo mínimo de artículos o servicios. De este modo, el personal se verá obligado a trabajar organizadamente, pero con rapidez, evitando cometer errores y fallas que desencadenen una pérdida de tiempo y equipos.

Es producir a ritmo acelerado, esperando resultados óptimos para la empresa o corporación. Puede sonar un poco desproporcionado debido a la presión a la que están sometidos los empleados, pero se ha comprobado la efectividad del Just In Time. Por esa razón, se ha popularizado en todo el mundo, sin importar el área en la que está la compañía.

Los especialistas apuntan que si se llegase a presentar una falla, eso generará un efecto dominó, causando serios daños en la producción, con bloqueos que pueden poner en riesgo todo lo invertido. Precisamente, ese es el principal motivo por el que los profesionales a cargo de las supervisiones, deben reforzar el control para que todo fluya de la mejor manera.

Trabajar al ritmo acelerado no es una excusa para cumplir a tiempo con las entregas y cubrir la cadena de producción. Lo fundamental es reducir gastos, costos. En caso contrario, hasta el propio proceso de JIT se verá afectado si algo sale mal.

Tiene muchos beneficios

La primera ventaja es que se reducen los costos en la producción de manera significativa. Impacta de forma positiva en todas las áreas de la empresa, almacenaje, inventarios, compras, etc. Igualmente, durante el método de Just In Time se garantiza el acercamiento y refuerzo de las relaciones entre la corporación y distribuidores.

En cuanto a los suministradores, éstos son capaces de acordar las adquisiciones con las empresas en todo lo que resta de año, lo que repercute en la obtención de precios más accesibles al momento de comprar insumos.

El Just In Time permite además, que durante los procesos, se puedan realizar cambios inmediatos, pero a la vez flexibles, a fin de mejorar la producción sin que ello cause tropiezos graves.

No todo funciona bien

La política de JIT tiene unos factores adversos, que deben evaluarse antes de comenzar a aplicarlo dentro de las empresas. Por ejemplo, al contar con los insumos estrictamente necesarios para la producción, pudiera haber inconvenientes por falta de algunos de ellos, lo que obviamente, incide en los retrasos en las entregas. Significa también, más gastos.

Posiblemente, otro factor negativo es que al comprar materiales para la producción al calor del momento, impacte en los costos en la adquisición. Pero, vale destacar que ello dependerá exclusivamente de los proveedores y su relación con las empresas. Dicho eso, ese aspecto negativo puede tener un impacto menor.

Así ha sido la evolución

Con el paso de los años, el método Just In Time ha evolucionado, incorporando varios elementos que funcionen dentro de las empresas, corporaciones y marcas que se encargan de ofrecer productos y servicios.

Inicialmente, el origen del JIT era conseguir que los proveedores o suministradores garantizaran un inventario a buenos precios. Sin embargo, ese sector también notó que los precios sufrían un impacto que a veces los afectaba, porque los clientes pedían insumos concretos y que requerían al momento.

Desde allí, los proveedores empezaron también a variar en sus montos.

Entonces, de esta forma, las empresas que aplican el Just In Time también deben considerar que a veces, su inventario puede verse perjudicado dentro de los procesos productivos.

Lo innecesario no vale la pena

El Just In Time tiene otras premisas que vale la pena destacar. Se puede mencionar que el gran valor de este método, es simplificar la producción, de modo tal que no haya complicaciones que llegan a ser muy innecesarias.

Otro elemento que habla mucho del JIT es que está sumamente enfocado en la demanda. La corporación se dedicará a producir únicamente en la demanda de los clientes, lo que necesitan, sin tener que elaborar de más.

Por último, si surge algún problema dentro de la producción, el deber del personal es detectarlo lo más pronto posible, evaluarlo, analizarlo y tomar las medidas lo más pronto posible para brindar soluciones inmediatas.

Gracias a la tecnología, las empresas que implementan el Just In Time, pueden ubicar aplicaciones que son perfectas para la gestión de calidad y garantizar así, un buen producto final a sus clientes. Una de esas herramientas es ISOTools Excellence, la cual, se aplica para que las marcas sepan manejar el mantenimiento, los sistemas y todo lo relacionado con la fabricación.

Just In Time es un método válido, efectivo y acertado dentro del mundo de la fabricación. Sus buenos resultados en el tiempo, así lo confirman. Quizás pueda sonar un poco atemorizante al inicio, pero una vez que el equipo está al tanto de cómo funciona todo, cada elemento fluirá de manera óptima.

Just In Time es uno de los mejores y no requiere de muchos esfuerzos. 

Grupo Aner

Tel: +34 943 13 34 85

Barcelona, Bilbao, Madrid, Murcia, Vitoria, Zarautz, Pereira (Colombia)

Aviso de cookies

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación.
Si continúas navegando en esta página, consideramos que aceptas su uso en los términos indicados en la Política de cookies